grua-de-construccion--acero_19-104847

 

La semana pasada la televisión retransmitía una entrevista con un albañil, en la que explicaba las implicaciones que la crisis ha tenido en su sector. No mencionaría este hecho si sus comentarios hubieran sido sobre la perdida de puestos de trabajo, etc. Lo que captó mi atención fue que su visión se centraba en otros aspectos que habían pasado desapercibidos.

Dijo que durante los años del boom inmobiliario, había tanto trabajo que este se pagaba por la rapidez y no por el resultado final. Esto provocó que muchos jóvenes abandonaran sus estudios atraídos por un puesto de trabajo bien remunerado.

Según el profesional entrevistado, la situación tuvo efectos sociales ya que estos jóvenes se encontraron durante los años de la crisis en paro, con un bajo nivel cultural y sin preparación para desarrollar otros trabajos, lo que les ha obligado a retomar sus estudios.

Por otro lado comentaba que la calidad de la construcción en estos últimos años ha mejorado. Ahora el pago se realiza por un trabajo bien hecho y no por un trabajo acabado antes, lo que provoca que haya menos defectos en la construcción.

Sus palabras han provocado que quisiera contrastar estos datos y el cotejo le ha dado la razón. Una de cada cuatro viviendas levantadas durante el boom tiene defectos de construcción[1].

¿Hay en vuestro entorno algún joven que abandonara sus estudios para trabajar en la construcción y haya tenido dificultades para recolocarse por su falta de preparación?

 


[1] Fuente: Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid.

Deja Un Comentario

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(obligatorio y real)

(obligatorio y real)

© 2017 Basico Blog Suffusion theme by Sayontan Sinha