DSC06059

 

Los comerciales son el alma de esta empresa y se nos nota esa admiración porque les hemos dedicado más de un post. Mis jefes, que son mentes despiertas, me propusieron escribir un blog sobre algunas de sus anécdotas. He seleccionado unas pocas para que os hagáis a la idea de su día a día.

Primera: Una clienta que compró una vivienda, de cuyo nombre no quiero acordarme, vino a ver la casa más de diez veces. Se trataba de una vivienda nueva pendiente de licencia de ocupación, por lo que desde que reservó, empezó la ruta: sola, en compañía de su madre, en compañía de su padre, con amigas, con su hija, con su hijo, con su cinta métrica, con otras amigas, con un familiar que hace reformas… en fin….y me dejo alguna más olvidada, ¡seguro!

Segunda: Una pareja joven, de cuarenta y tantos, él se dedica a la seguridad, les gustó un ático, estuvimos dos horas de visita, dos horas reales, no exagero, llegamos a visitar la terraza comunitaria –azotea-, viendo las posibilidades de acceder desde allí a la vivienda, que desde allí cuál era la posición de “su” casa, que por qué había tantas puertas de acceso del último piso a la azotea, que qué eran unas puertas blancas que estaban sobre “su” vivienda (acceso a las instalaciones de las placas solares) que si podía accederse desde los garajes a las casas… viendo las casas de alrededor, nos faltaba lupa,  las posibilidades de si alguien puede subir, que cuantos cuartos, que qué es ése cuarto en el pasillo, y ése otro de la portería, cuántos recovecos, …. Veían “demasiados peligros”… y luego me contaron que se van de vacaciones en caravana y yo me pregunto… ¿no les da miedo?

Tercera: Otra pareja, ya de más edad, sesenta y pocos, ya me adelantó el marido que él era especial. Interesado en áticos, mirando desde la terraza hacia la calle para ver a que altura quedaban los locales comerciales, que no coincidiesen con la casa, por si los negocios que abriesen en un futuro fueran de hostelería, subimos a la terraza comunitaria para verla, para preguntar por los tubos, por las puertas, por los cables de las máquinas de conductos, por saber, desde la terraza, dónde quedaba la vivienda, tuvimos que volver su señora y yo a la casa, y asomarnos por las ventanas, cada una en una, y saludando para que el señor comprobase todo y cundo terminó de realizar todas las comprobaciones y constató que estaban a su gusto, decidió no quedárselo.

Cuarta: Una pareja joven de cuarenta -preciso la edad porque creo que es importante- vienen tres veces a ver la vivienda porque les encanta, en la última visita les acompaña el padre de la clienta, porque tiene que darle su visto bueno en todo lo que compre, resulta que “el padre de la novia” dice que hace mucho calor, que da mucho el sol y que no se compra.

Quinta: Esta anécdota nos relata la primera venta de una comercial de Málaga aunque podría tratarse de un guión de Almodóvar, espero que disfrutéis con ella.

Pongo un anuncio sobre un activo de Bankia por 45.000€ en una zona regular de Málaga y en un solo día recibo 5 llamadas, con lo que organizo la agenda para el día siguiente. Al día siguiente recibo a los primeros clientes de origen Marroquí y me dicen en la cita que el piso está bien, pero que la zona es mala, que viven muchas minorías étnicas.

Siguiente cita, pareja joven sin nóminas, sin trabajo, sin nada y me dicen que como pueden comprar y les digo, pues no podéis comprar.

Siguiente cita, pareja de divorciados que quiere vivir en recinto cerrado con piscina y les pregunto, ¿habéis leído el anuncio? y durante esta cita, se presentan dos vecinos y a voces me dice uno de ello, “ZZZEÑORITA, este pizo no lo enzeñe ma, que lo voy a comprá yo” Le indico amablemente que cuando termine con estos clientes le atenderé encantada, a lo que me responde “TE DICHO QUE ES PA MI”, lógicamente mis clientes se marchan corriendo.

Atiendo a estos vecinos y sin, trabajo, sin nóminas, vamos sin nada y me sueltan que le dan una patada a la puerta y que cuando llegue el banco hablan con ellos y que cada mes le darán lo que puedan, a lo que yo les digo, mire usted caballero, eso no funciona así, si usted le da una patada a la puerta y se mete, yo tengo que llamar a la policía. Después de varias conversaciones absurdas le digo que sí, que voy a hablar con el banco y que ya le llamaran.

Llamo a mi siguiente cita para anularla, pues el vecino me había amenazado y quería dejar pasar unos días, pero me dicen que no, que lo quieren ver de todas formas, así que quedo con ellos a las 15:30 porque a esa hora el vecino estaría comiendo y les pido que sean discretos para no hacer mucho ruido.

Bien, pues se me presentan a la visita los clientes de etnia gitana, el matrimonio, los dos hijos, los padres y dos hermanos. Vemos el piso y yo hablando en voz baja y ellos a voces. Cuando ven el piso me dicen que lo quieren y que ellos tienen el dinero al contado yo les cuento la situación del vecino y que hacen ellos?, salen al rellano del edifico y se ponen a gritar “GITANOSSSSSSSSSSSS ECHARME UNA MANITOOOOOOOOOOO”, y seguían “GITANOSSSSSSSSS QUE YA HEMOS COMPRADO EL PISOOOOO” lógicamente los vecinos empiezan a salir y yo a punto de desmayarme vamos, “QUE YA HEMOS FIRMAOOOOO, QUE EL PISO YA LO HEMOS PAGAOOOOOO” y todo el mundo felicitándoles, antes la situación les digo que tengo otra cita y quedo con ellos en llamarlos en un rato.

Consigo firmar la reserva al día siguiente y con las mismas me piden las llaves, a lo que yo respondo que no podía entregárselas, y ellos me contestan “pero si el piso está vacío y además tiene un agujero la puerta que se ve toda la casa” Lo sé, les respondo, pero no puedo entregarle las llaves.

Me pongo manos a la obra y en tan sólo 6 horas consigo que aprueben la oferta, manden el expediente, el pasante de la notaría tuviera los datos y que los gestores mandasen la autorización. Los compradores haciendo guardia en la puerta del piso, algunas noches durmiendo en la entrada, de infarto.

Durante los cinco días restantes, coincidiendo con mis vacaciones, llamada va, llamada viene, más de 20 al día, los compradores, la policía, necesaria, porque además había que demostrar de donde habían sacado el dinero pues los dos estaban en paro…

Y ahora viene lo bueno, me marcho a que los compradores me firmen el documento y en mitad de la calle me dicen:

“ZEÑORITA, deme usted la llave que llevamos cuatro días haciendo guardia, que hemos dormido en la puerta, deme la llave” y yo le contesto, no puedo, tiene que entenderme y me dice, espera y ¿qué crees que hace? sale con los 30.000€ en efectivo e intenta meterlos en mi bolso, a lo que yo empiezo, que no, que no puedo, se lo prometo, y él “si yo me fio de usted zeñorita”, lo sé, pero no puedo, los vecinos saliendo para ver que hablábamos, y el gitano metiendo el dinero en el bolso, y yo “que no, de verdad”. Y yo pensando, esto es una cámara oculta o de la empresa o del banco, me están poniendo a prueba, ¿se lo harán a todos? Pensaba yo.

Finalmente dos días después vamos a notaría, imaginaos la firma, el notario con traje de chaqueta, el gestor de Bankia, los compradores con los familiares y yo con la llave de una puerta que tenía un agujero de unos 30cm y que es verdad que se veía la casa. Un cartel genial, vamos. Y antes de que el notario empezara a leer, los compradores saltan y dicen, espérese usted que le queremos dar una cosita a Isabel y sacan una bolsa, habían ido al Mercadona y me habían comprado una colonia.

Desde luego fue una venta muy especial, no por todas las circunstancias que la rodearon que fueron muchas, sino porque hay veces en que la comisión no lo es todo, porque de este expediente yo cobraré bastante poco, sino porque gracias a mi gestión, rapidez y seguramente mi empeño, ahora hay una familia viviendo ahí.

Estas son algunas de las anécdotas que nuestros comerciales han tenido y que esperamos ¡os hayan hecho sonreir!

Un Comentario a “Nuestros comerciales y sus anécdotas”

  1. Normalmente no suelo sacar nada en claro de mucha información que hay por internet, pero he de
    decir que esta noticia me ha sorprendido mucho, felicidades
    =)

Deja Un Comentario

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(obligatorio y real)

(obligatorio y real)

© 2017 Basico Blog Suffusion theme by Sayontan Sinha