La apertura al público de una página web supone un hito muy relevante, pero no deja de ser uno de tantos hitos que se han alcanzado previamente y de tantos otros que están por llegar.

El proceso de diseño y desarrollo de una web es largo y necesita de la aportación de gran parte de la estructura de la empresa, además de la ayuda de un proveedor externo, especializado en la creación del tipo de webs que requiere la empresa solicitante.

¿Quien debe participar en la definición de la web?

Toda aquella persona o departamento al que haga referencia la web, asi como quien deba dar respuesta a solicitudes de los usuarios. De tal forma que muchos de los departamentos de la empresa están involucrados: administración, comercial, post-venta, marketing, finanzas, gerencia, producción,…

Por parte del proveedor, para todo desarrollo web deben intervenir personal de diseño, maquetación, programación, bases de datos, usabilidad, contenidos, posicionamiento, además de un director de proyecto.

Muchas personas y conocimientos requeridos para una web, verdad?

La web ha dejado de ser un mero catálogo online de productos y/o servicios, para convertirse en el centro de la comunicación con el cliente, en la plataforma que engloba a otras herramientas que permiten interactuar con clientes y proveedores, como mensajería instantánea, formularios, el blog, los perfiles en redes sociales, la presencia en otras páginas,…

El proceso de elaboración de una web suele alargarse más de lo previsto, pese a que se planifique desde el principio aspectos como: qué objetivos se buscan, el target a quien va dirigida, las personas dentro de la organización que deben hacerse cargo,… Las revisiones y modificaciones están a la orden del día.

Antes de tener algo visible para enseñar, se realizan varios prototipos, bocetos de los que será la web, que son meros esquemas de estructura, pero fundamentales para perfilar el producto final.

Y antes de esos bosquejos, es necesario disponer de información de la empresa, de sus productos, servicios, puntos fuertes, aspectos diferenciales, necesidades, objetivos, público objetivo, competencia,…

Imagen: Esquema de contenidos de la página principal de un portal inmobiliario.

Cada persona tiene una opinión de cómo debe ser su presencia en el mundo virtual, especialmente cuando se trata del DISEÑO. La frase de “para gustos los colores”, se puede aplicar al mundo online, “para gustos las webs”.

Un diseño que ha sido elaborado y aprobado por varias personas, puede sufrir numerosas modificaciones, por esas mismas personas y a instancias de otras que participen del proyecto.

Si la empresa ya tiene branding, la web debe seguir la guía de estilos (Color, Tipografía, Imágenes).

Pero más allá del aspecto visual de la página web, hay otros factores que se deben tener en cuenta. La web es también un proceso interno, requiere de una intranet, la parte que no se ve, pero que permite la gestión de:

contenidos (CMS),

contactos y clientes (CRM),

administración empresarial (ERP),

– los productos y/o servicios específicos de la empresa (en este caso gestión inmobiliaria),

información; en el caso de Básico, datos de inmuebles, tanto los introducidos directamente en el panel de gestión inmobiliaria como los procedentes de fuentes externas, mediante pasarela de datos y sincronización de ficheros XML, en una misma tabla de base de datos, que permite publicarlos de forma ordenada, destacada o segmentada. Además de poder filtrar los datos para exportarlos a otros soportes online.

documentos (gestión documental),

– toma de datos, data-mining,

estadísticas web, recogida e interpretación,

publicidad, autopromoción o creatividades externas

La comunicación offline y online deben ir de la mano, coincidir en sus objetivos y ser simultáneas. Si se lanza una oferta, en la web se debe lanzar en el mismo momento, asi como cancelarla cuando se extinga dicha oferta.

boceto web basico

Imagen: Boceto de diseño de la web de Básico

Además de sincronización de comunicados y campañas publicitarias, la comunicación online se debe planificar de tal forma que se facilite la interacción con los usuarios y la respuesta a sus demandas sea rápida y realizada por la persona más adecuada.

La web debe ser flexible y saber adaptarse a los cambios cada vez más rápidos de la era internet.

Un aspecto a tener en cuenta desde el primer momento, es el posicionamiento en buscadores:

– de forma natural (SEO), para lo cual la estructura de las páginas y su contenido debe reflejar de forma detallada la actividad de la empresa, siguiendo las directrices de los principales buscadores. Además debe ser flexible y escalable, para poder permitir cambios posteriores.

– a través de anuncios en buscadores (SEM), con páginas de destino específicas que den una óptima respuesta al usuario que ha decidido consultar la web.

El lanzamiento de la web supone un gran paso para la empresa, pero no deja de ser un paso más de un largo camino por recorrer.

César Villasante es director de Urbaniza Interactiva y el autor del Blog Inmobiliario, donde se recogen artículos sobre herramientas tecnológicas, acciones de marketing online y ejemplos de buenas prácticas en el sector inmobiliario

Deja Un Comentario

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(obligatorio y real)

(obligatorio y real)

© 2017 Basico Blog Suffusion theme by Sayontan Sinha