Sin título

Finalmente el Gobierno haciendo caso de las presiones ha retrocedido, en parte, su reforma fiscal en la venta de viviendas de segunda mano. Cuando se vende una vivienda se genera una plusvalía. El contribuyente no paga por el total de esa cantidad, sino que se corrigen en el IRPF por los coeficientes de actualización.

Esto supone una merma de la ganancia a efectos fiscales por la inflación y, en consecuencia, se deben pagar menos impuestos. Además, si la vivienda fue comprada antes de 1994, la plusvalía disminuye aún más por los coeficientes de abatimiento.

Estos beneficios de cara a la tributación fiscal por la plusvalía generada en la venta de la vivienda son los que el Gobierno quería eliminar con la reforma.

Finalmente, se mantendrán los coeficientes de corrección y los de abatimiento seguirán vigentes en transacciones de casas compradas antes de 1995 que se vendan por menos de 400.000 € Este límite económico es el máximo del que disponga un contribuyente para la transmisión de uno o varios inmuebles.

Esta moderación de la reforma se anuncia después de que diferentes actores del mercado inmobiliario, entre ellos, la Defensora del Pueblo, mostrarán su disconformidad con la medida.

La presión social ha conseguido que se suavice la reforma, aunque no ha conseguido eliminarla por completo.

Cinco Días ha elaborado un simulador para calcular el efecto de la reforma fiscal en el caso de venta de casas

¿A ustedes qué opinión les merece la reforma?

Deja Un Comentario

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(obligatorio y real)

(obligatorio y real)

© 2017 Basico Blog Suffusion theme by Sayontan Sinha