aCon casi cinco meses de retraso, ha visto la luz el Real Decreto de Certificación Energetica que entre otras cosas obligará a los propietarios de una vivienda a cumplir otro trámite más para poder venderla. Algunos os preguntaréis:  ¿esto era necesario? ¿Ahora tenemos que gastarnos el dinero en otro papel más? ¿Es que no se dan cuenta de que estamos en crisis?

Disculpad, quizá deberíamos empezar por comentar qué es la certificación energética. La Certificación Energética es un papel donde se indica, en una escala de letras (de la A a la G), qué grado de emisiones de KgCO2/m2 y año emite la vivienda. O traducido al cristiano, si tu casa consume poco porque tiene un buen aislamiento y además usas poca energía para conseguir determinado grado de confort, o al reves, tu casa es un coladero.

Sinceramente creo que la Ley ha entrado en un momento en el que ha perdido toda su esencia. La idea inicial era que a la hora de que vayamos a comprar o alquilar una casa tuviesemos otro argumento más de juicio para decidirnos entre un inmueble u otro, más o menos como ya pasa con los electrodomésticos (a estos también les costó varios años hasta que la etiqueta que vemos encima de ellos empezó a tener relevancia a la hora de comprarlos). Sin embargo a día de hoy la realidad es otra. Los bancos, cajas y fondos de inversión tienen la mayor parte del stock de viviendas disponibles en España y el plazo para poder calificarlas es muy reducido (recordemos que la ley es del 13 de abril y entra en vigor el 1 de junio), por lo que el cóctel que se forma se resume en: “Esto de la certificación es un trámite más que tenemos que pasar que haremos de la forma más sencilla, económica y rápida posible”. Pensar ahora, en cómo conseguir una calificación mayor de una vivienda o qué mejoras le podría realizar para venderla mejor o que sea más eficiente, se queda en un segundo plano.

Por supuesto hay otras intenciones dentro de la Ley que también son loables, conseguir que los edificios tengan un gasto energético prácticamente nulo, reducir las emisiones, que las viviendas puedan llegar a cumplir el compromiso 20-20-20… todo muy ecológico, pero esto, todavía lo veo utópico. Lo que nos preocupa hoy en día es cuánto me tengo que gastar en hacer un certificado de mi casa, y si va a servir para algo (aparte de para poder vender mi vivienda). Sinceramente, espero y deseo, que una vez pasada la vorágine de certificados que tienen que realizar bancos y cajas empecemos a encontrar que la intención inicial de la ley empiece a cobrar sentido y la calificación anime a los compradores a fijarse en viviendas con “mejores notas” y que los propietarios con viviendas de “bajas notas” se animen a invertir en aparatos con mejor rendimiento o en mejorar las ventanas y/o aislamientos de sus casas.

Dicho esto,  intentaré dar respuesta a dos o tres cuestiones básicas que nos han ido trasladando clientes nuestros y que creo os pueden ser de utilidad a la hora de decidiros.

Aspectos Básicos del RD 235/2013 de 13 de abril. Entrada en vigor.

Lo más importante es que, a partir del 1 de junio de 2.013, todas las viviendas que se quieran vender, alquilar o publicitar, deberán disponer de la certificación energética. Ojo, si tu vivienda se construyó aplicando el Código Técnico de la Edificación, ya debe disponer de éste certificado, así que no tienes que volver a hacerlo. Consultadlo a vuestro administrador si os la entregaron después de 2008.

Vale, ya tengo el certificado, y ahora qué?.

Pues si vas a vender, debes registrar el certificado en el organismo habilitado de la CC.AA donde residas y, además, entregar el original al comprador en el momento de la escritura. El notario lo comprobará.

Si vas a alquilar, debes entregar una fotocopia y, si vas a poner publicidad, la etiqueta (sólo la etiqueta) debe aparecer visible.

Y esto lo tengo que hacer también para poder alquilar mi casa de veraneo?

Hay una excepción en la ley para este caso particular. Si alquilas tu casa por menos de 4 meses al año no estás obligado a disponer del certificado, pero tienes que aportar una declaración responsable de que el consumo de energía será inferior al 25% del que consumiría en todo el año.

Y cuánto cuesta?

La pregunta más importante. Pues depende de muchos factores, localización, superficie, si se dispone de documentación de construcción o de las instalaciones, si se dispone de documentación informatizada de planos, nº de visitas a realizar… vamos que, es difícil poder ajustar un precio sin conocerlos. No obstante, sí podemos aventurar que podríamos estar hablando de unos 150€.

BÁSICO EMPRESA CERTIFICADORA.

Os animamos a que os pongáis en contacto con nuestro departamento técnico a través del correo posventa@basicohomes.com y solicitéis vuestro presupuesto personalizado sin compromiso.

TRABAJA CON NOSOTROS.

Si por el contrario estás en paro y te apetece colaborar con nosotros, necesitamos técnicos habilitados para la redacción de Certificados de Eficiencia Energética en todas las provincias de España. Por favor, envía un correo electrónico a Info@basicohomes.com, con la referencia REF:CE y la provincia donde trabajarías (p.e. REF:CE-MADRID), junto con el cuestionario excel cumplimentado que puedes descargarte de éste post.

Iván.

CUESTIONARIO PARA COLABORAR CON NOSOTROS

4 Respuesta a “Eficiencia energética”

  1. Hola soy Arquitecto Técnico y e realizado los cursos correspondientes al CE3 Y CE3X y estaria dispuesto a una colaboración Técnica con Vosotros, Sin mas un cordial Saludo.-

  2. Buenos días. La descarga del cuestionario no funciona. a ver si es posible me lo enviaran a mi correo en formato EXEL.

    Saludos

    Att. Alfredo Vilagut C.

    Correo alvi2868@hotmail.com

Deja Un Comentario

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(obligatorio y real)

(obligatorio y real)

© 2017 Basico Blog Suffusion theme by Sayontan Sinha